El médico y sexólogo Guillermo González Antón, nuevo presidente de la FPFE

  

Guillermo González Antón, médico y docente e investigador en el ámbito de la sexología, es el nuevo presidente de la Federación de Planificación Familiar Estatal (FPFE), en relevo del también médico Luis Enrique Sánchez, quien ha ejercido la presidencia en los últimos cinco años y que continuará aportando su experiencia a la organización.

Guillermo González Antón es médico y especialista en sexología y bioética y derecho. Además de dedicarse a la atención en sexualidad y relaciones de pareja, es profesor de sexología en la Universidad Camilo José Cela y en la Universidad de Oviedo, profesor de Máster en Sexología  en la Universidad de Alcalá de Henares y en la Universidad Europea Miguel de Cervantes de Valladolid, y realiza cursos a personal socio-sanitario. Guillermo González es vicepresidente de la Federación Española de Sociedades de Sexología  y Coordinador del Grupo de Sexualidad  de la Sociedad de Medicina Familiar y Comunitaria de Castilla y León. Tiene diversas publicaciones sobre sexualidad adolescente, identidad masculina y anticoncepción, y está trabajando en un estudio sobre aspectos bioéticos de la Ley de Salud Sexual y Reproductiva e IVE. Ya había sido presidente de la FPFE en un periodo anterior.

Además del relevo en la presidencia de la organización, la FPFE ha ratificado en su asamblea su intención de fortalecer la atención en salud sexual y salud reproductiva a todas las personas, en especial a las que están en mayor situación de vulnerabilidad, y de seguir incidiendo para que se revierta la reforma aprobada en 2015 a la Ley 2/2010 de “Salud Sexual y Reproductiva y de la interrupción voluntaria de embarazo” y para que esta ley y otros marcos normativos se desarrollen en la práctica para proteger la salud y los derechos sexuales y reproductivos. La FPFE proseguirá con su función de vigilancia para que gobiernos e instituciones respeten estos derechos, y para lograr que el acceso universal a la anticoncepción moderna y de calidad y en el marco del sistema sanitario público sea una realidad, así como la inclusión de la educación integral en sexualidad en los planes de estudio de todos los centros educativos y de los ámbitos socio-sanitarios.










Deja tu comentario